Psicoterapia

Psicoterapia

¿Cuál es el objetivo

de un proceso terapéutico?

El objetivo de la psicoterapia es alcanzar el bienestar emocional, y contribuir a la mejora de la calidad de vida de quienes, por diferentes motivos o circunstancias, atraviesan una situación vital complicada.

  • Sensación de que algo no funciona en mi vida.
  • Dificultades en el manejo de determinadas relaciones.
  • Crisis causadas por situaciones externas o internas.
  • Necesidad de encontrar una mayor coherencia entre lo que siento, pienso  y hago.
  • Falta de motivación o de interés.
  • Desbordamiento o sensación de falta de recursos para abordar las demandas de la vida.
  • Reacciones emocionales que no se corresponden con la situación.
  • Falta de comunicación con personas cercanas. 

Próxima Psicología y Coaching te ofrece una atención profesional y cercana. A partir de programas terapéuticos y de un abordaje individualizado, nuestro trabajo busca el conocimiento propio y el desarrollo de los recursos internos, acompañando a cada persona en el proceso de orientar y dirigir su vida.

¿Cuándo comenzar

un proceso terapéutico?

En cualquier momento en el que la persona necesite cambiar patrones rígidos y poco adaptativos de conducirse en la vida para cubrir sus necesidades y alcanzar su bienestar. Los procesos terapéuticos siempre suponen un crecimiento personal, que irá más allá de la superación de una sintomatología concreta.

Todas las personas atravesamos a lo largo de nuestro desarrollo y nuestra vida, múltiples crisis en las que nos podemos beneficiar del apoyo de la psicoterapia.

Ofrecemos tratamiento específico en depresiones, estrés, estrés postraumático, fobias, adicciones, ludopatía, pánico y agorafobia, psicología infantil, trastornos del sueño, ansiedad generalizada, trastornos obsesivos, trastornos de la alimentación, trastornos de la personalidad y trastornos psicosomáticos.

Alcanzar tus metas y tu bienestar está más cerca de lo que piensas.

¿A quién nos dirigimos?

Adolescentes

Las personas pasamos por diferentes etapas a lo largo de nuestra vida. En cada una de ellas vivimos con angustia los cambios que en nuestro cuerpo y personalidad se generan y surgen las preguntas: ¿Qué me pasa? ¿Cómo me siento? ¿Sólo lo siento yo o también los/as otros/as? ¿Qué puedo hacer?.

La adolescencia es una etapa de transición importante. Es una etapa de cambio y para quien la está viviendo es difícil y dura. Ya no soy un/a niño/a y tampoco soy adulto/a. Necesito aprender a creer en mi misma/o y tomar las riendas de mi vida. Necesito sentirme aceptada/o como la persona única que soy. Necesito conocerme y aceptarme yo.

Cuidar y dar amor a un/a hijo/a, ayudarle a que crezca seguro/a y desarrolle todas sus potencialidades es la tarea más importante que puede hacer cualquier ser humano.

Adolescencia, la etapa más dura de nuestra vida, es abandonar sin querer la infancia para adentrarnos sin pautas y con demasiada ingenuidad en el mundo complicado de los adultos.

Adultos

En la psicoterapia con personas adultas acompañamos a la persona durante su proceso de forma que es ella misma quien descubre y toma conciencia de sus mecanismos limitantes, encontrando sus propios recursos para abordarlos y alcanzar un mayor nivel de bienestar.

El proceso terapéutico no se limita a la superación de una crisis puntual, ante todo profundiza en el aprendizaje personal, en la toma de conciencia y en la expresión de emociones para afrontar los conflictos internos y externos.

Lo que es el agua lo enseña la sed.
Lo que es la tierra el mar que hay que cruzar.
El júbilo lo enseña la amargura,
la paz lo que se cuenta de batallas,
el amor el mantillo de la tierra.
Sólo la nieve dice qué es un pájaro.

Emily Dickinson
Personas mayores

ya comprendo la verdad
estalla en mis deseos
y en mis desdichas
en mis desencuentros
en mis desequilibrios
en mis delirios
ya comprendo la verdad
ahora
a buscar la vida

Alejandra Pizarnik
El trabajo con las personas mayores se basa en dos pilares fundamentales; el acompañamiento en los procesos de duelo y la aceptación de los cambios que se producen durante esta etapa vital (corporales, cognitivos y emocionales). El objetivo de nuestra intervención es lograr un envejecimiento activo, con calidad y dignidad.

  • Entender y entenderse.
  • Escuchar y profundizar.
  • Expresar lo que les pasa.
  • Reorganizar sus relaciones.
  • Encontrar respuestas.
Niños y Niñas
En Psicología Próxima concebimos al niño, o a la niña, desde una perspectiva optimista, es decir, creemos en sus potencialidades y en su tendencia innata a la salud y el crecimiento. Cuando esto no es así, hay algo a alguien que se lo impide. El contexto es por tanto una parte importante. Desde un enfoque holístico, abordamos su parte sensorial, afectiva, intelectual, social y espiritual.

Esta concepción holística es la que hace que en la terapia no nos ocupemos exclusivamente del síntoma, no tratamos sólo de curar enuresis, tics, miedos, etc. sino que favorecemos el desarrollo integral del niño o de la niña. Entendemos que el síntoma es sólo una manifestación de que algo ocurre, de que la tendencia al crecimiento sano está bloqueada.

Enfatizamos la visión de la niña o el niño como un ser creativo en constante crecimiento y capaz de guiar conscientemente su comportamiento desarrollando su máximo potencial para satisfacer sus necesidades como un ser único e irrepetible.